Blogia
MI BLOG DE ATLETISMO

HOY NO PUDO SER

HOY NO PUDO SER

El objetivo de conseguir una marca de 1 hora y 19 minutos tendrá que seguir esperando. El planteamiento era claro, arriesgar y salir a un exigente ritmo de 3 mi nutos y 45 segundos cada kilómetro. Cuando un atleta toma riesgo para afrontar una carrera puede salir bien pero también con una alta probabilidad puede salir mal. Y hoy ha salido mal, aunque es cierto que finalmente mi marca de 1 hora 22 minutos y 42 segundos no ha estado mal teniendo en cuenta el devenir de la segunda parte de la carrera. Todo comenzó según el guión previsto, los kilómetros iban pasando a 3'45", junto con un grupeto de 5 atletas. Con el paso del tiempo me iba dando cuenta que el ritmo era demasiado exigente para mantenerlo durante los 21 kilómetros, así que en el kilómetro 8 he sufrido una primera crisis, de la cual lamentablemente no he notado mejoría hasta el 12. La hora y decinueve minutos estaba perdida, solo quedaba luchar por la que todavia es mi mejor marca, una hora y veinte. Pero una nueva crisis en el kilómetro 14, desvaneció la posibilidad, y solo una leve mejoría a partir del 17 me llevó a acabar dignamente con un tiempo que aunque lejos de mi objetivo está bien teniendo en cuenta el calvario que he sufrido en la segunda parte de la carrera. No queda más que esperar a la próxima oportunidad y quizá tomar decisiones de menor riesgo en cuanto al planteamiento de la carrera, aunque hoy había que arriesgar y jugarse el todo por el todo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

M. C. Ruiz -

Afortunado aquel que puede preparar y correr medias maratones. Y más afortunado aquel que disfruta con la preparación. El que puede asimilar una carga exigente de trabajo, más temprano que tarde consigue sus objetivos. Citándo a Franklin D. Roosvelt "en la vida hay algo peor que el fracaso y es no haber intentado nada". No quiero ser necio contestando al ignorante.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres